Guía para construir un MVP

Fotografía por: Matam Jaswanth

Cuando entras al mundo del emprendedor, normalmente hay dos resultados: tu proyecto se vuelve super exitoso y llegas a la cima del mundo o tu proyecto falla y tu inversión se encuentra completamente en riesgo.

Pensando en esto, la mejor forma de ejecutar tu idea sin arriesgar toda tu inversión es muy simple, crear un Producto Mínimo Viable (o MVP por sus siglas en inglés).


Fotografía por: Garage Coders

¿Qué es un MVP en el desarrollo de apps móviles?


Un MVP es una versión inicial (pero esencial) de una aplicación. Básicamente es un proceso mediante el cual una app se desarrolla con sus funcionalidades esenciales para probar como la audiencia reacciona e interactúa con ella.

Una vez que se tiene esta información y se recibe feedback de parte de los usuarios y early adopters, entonces ya es tiempo de desarrollar una app con todas las funcionalidades.

Un MVP te ayuda a planear, diseñar y probar el producto final y es por esto que armamos la Guía Garage Coders para que construyas el tuyo.


¿Cómo desarrollar un MVP?


Un MVP está ligado directamente a la posibilidad de probar tus ideas y encontrar con precisión que va a funcionar para tus usuarios y garantizar que resuelven sus problemas.

Si todo se ha hecho de forma efectiva, entonces será muy fácil concluir la app y llevarla al mercado posteriormente.

Así es como debes construir tu MVP:


Fotografía por: Diego PH

#1. Evalúa la idea de tu app.

Trata de pensar desde la perspectiva de tus usuarios sobre por qué razón necesitan esta aplicación o producto. ¿Cómo está haciendo su vida más fácil o que problemas les resuelve?

Responder estas preguntas te ayudará a entender el objetivo fundamental de tu producto y encontrar la mejor respuesta para los futuros requerimientos de tus usuarios.


Fotografía por: Joao Silas.

#2. Analiza tu competencia.

Es fundamental realizar un análisis profundo de la competencia en caso de que haya productos comparables en el mercado. Esto nos permitirá descubrir posibles problemas, debilidades o amenazas.

Estudiar a los competidores nos puede dar pistas de los errores que están cometiendo y detectar fallas en nuestra forma de trabajar. De esta forma podremos entender fácilmente lo que está funcionando en nuestro proceso y lo que no.


Fotografía por: You X Ventures

#3. Analiza tu idea.

¿Qué beneficios ofrece tu producto a sus usuarios? ¿Cómo se van a beneficiar? ¿Por qué razón compraría tu producto?

Estas son preguntas esenciales que debes hacerte antes de hacer cualquier tipo de inversión en tu idea. También debes ser claro en las estimaciones fundamentales de tu producto.

El desarrollo de un MVP significa proveer de valor a la gente, entonces lo primero que debes hacer es entender exactamente cómo les agregas valor y sobre eso, construir tu producto.


Fotografía por: Negative Space

#4. Define el Flow del usuario.

Seguramente has escuchado hablar de Zappos, una de las tiendas de zapatos más increíbles que existen, pues ellos también comenzaron con un MVP.

Tienes que tener en mente que cuando empiezas a darle forma al flow del usuario para tu producto, debes enfocarte específicamente en su objetivo esencial.

Como Zappos es una tienda online que ofrece zapatos, su objetivo primario es permitirle a los clientes que puedan comprar zapatos en internet. Para darle forma al flow, primero deberás conocer todos los procesos que deberá llevar a cabo el usuario.

Esto es muy simple; todo lo que necesitas hacer es definir el proceso a través del cual el usuario puede lograr cualquiera que sea la razón por la que está en tu app.

Con esto en mente, no te enfoques en las funcionalidades sino en los pasos fundamentales.

Para este caso, los procesos serían:

  • Encontrar zapatos.
  • Comprar zapatos.
  • Gestionar las órdenes.
  • Recibir las órdenes.

Estos son los tipos de metas que tus usuarios o clientes deberán tener al usar tu producto. Cuando todos estos procesos son tomados en cuenta, entonces podrás definir la funcionalidad para cada uno de ellos.


Fotografía por: William Iven

#5. Define las funcionalidades básicas de tu producto y organízalas.

Toma como prioridad el desarrollar una lista de las funcionalidades que necesitas incorporar en tu producto antes de empezar a desarrollar tu MVP.

Una vez que tu producto ya esté desarrollado, revísalo con tu lista y vuelve a hacer un chequeo por cada etapa del proceso, hasta llegar a la meta de tu producto.

Una vez que hayas checado todas las funciones para cada etapa del flow, debes priorizarlas. Para hacer esto, pregúntate ¿Qué necesitan mis clientes? ¿Les estoy ofreciendo algo útil?

Posteriormente, categoriza el resto de las funcionalidades basadas en prioridades. Cuando tengas una lista de todas las funcionalidades con su prioridad, entonces podrás aterrizar el alcance la primera versión de tu producto, y empezar a desarrollar tu MVP.

Este es un ejemplo de cómo debería verse tu lista:


Fotografía por: Garage Coders

Si necesitas analizar como se verá tu futuro producto, hasta puedes desarrollar un prototipo de MVP.

Una vez que hayas establecido las funcionalidades fundamentales y una idea de las necesidades del mercado, entonces puedes desarrollar tu MVP, app o producto.

Recuerda que un prototipo, no debe ser de menor calidad que un producto final y aún así debe satisfacer las necesidades de tus usuarios, por lo tanto, debe ser fácil de usar y muy llamativo para engancharlos.


Fotografía por: José Alejandro Cuffia

#6. Aprende y mejora.

Ahora que ya definiste el alcance, tu proyecto debe entrar en la fase de desarrollo. Enfócate en probar y aprender donde se necesiten mejoras y lleva a cabo una primer sesión de pruebas.

Analiza cada aspecto a detalle una vez que hayas lanzado el producto, y pide retroalimentación de tus usuarios. Con sus reseñas podrás decidir si el producto es satisfactorio, si está resolviendo los problemas de los usuario, si es usable, etc.

Recuerda que los usuarios nos dicen dónde está fallando el producto y que funcionalidades no son requeridas. Cuando obtengas esa retroalimentación, comienza a mejorar tu producto, vuelve a probar, aprende y nuevamente, vuelve a probar.

Esto debe ser un ciclo recurrente hasta que el producto sea exactamente lo que tus usuarios piden.

Como conclusión, un MVP está hecho para resolver el problema principal de los usuarios, al encontrar los puntos críticos y entonces concentrándose en ofrecer una solución viable. Todo lo que requieres es planear, diseñar, desarrollar y promover el producto dentro un periodo de tiempo determinado.

¿Necesitas ayuda para desarrollar tu MVP? Contáctanos en info@garagecoders.net y platicanos de tu proyecto.


http://garagecoders.net/


mechanics@garagecoders.net 


Teléfono: +52 55 5638 0522


Derechos Reservados, Garage Coders © 2019.

Un pensamiento en “Guía para construir un MVP

  1. Pingback:¿Cómo generar engagement en tu app? – Garage Coders Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *